regresar Instructor judicial cubano demuestra conexión entre actos dinamiteros realizados en instalaciones turísticas de La Habana

La Habana, marzo 10, NNC 14:00 horas.- El mayor Roberto Hernández, instructor judicial cubano, rindió un detallado y pormenorizado informe de todas las actividades terroristas realizadas en centros turísticos de la capital durante 1997 y parte del 98 y en especial de las cometidas por el encausado Raúl Ernesto Cruz León.

Señaló instructor judicial del Departamento de Seguridad del Estado que tras un arduo proceso investigativo se pudo comprobar la conexión de esos hechos entre si y que los equipos, materiales y sustancias utilizadas en los actos delictivos tenían una misma procedencia.

"Eso, unido a otras informaciones que poseía la seguridad cubana, nos llevó a la conclusión de que se trataba de un mismo grupo, de una misma organización", sentenció el perito judicial ante el tribunal que juzga a Cruz León por actos de terrorismo continuado contra la Isla.

"La Fundación Nacional Cubanoamericana, radicada en Miami, utiliza a mercenarios centroamericanos, que por ínfimas cantidades de dinero, vienen a nuestro país a cometer actos de terrorismo y subversión" expreso el instructor judicial, mayor Roberto Hernández, al presentar su informe.

En su declaración, el perito indicó los daños ocasionados a las instalaciones turísticas, que arroja una cifra de más de 110 000 pesos y unos 93 mil dólares. Pero esas cuantías, subrayó, no es comparable con el dolor del padre de joven italiano fallecido tras uno de los atentados cometidos por Cruz León.

En la sesión vespertina de este tercer día de la vista oral y pública contra el mercenario salvadoreño continúan las declaraciones de los instructores del caso, así como la presentación de pruebas documentales.