Secciones
 Portada
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 NNC por dentro
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Especial

Obsesión fatal del gran gendarme del mundo

Por Néstor Núñez

Para el presidente norteamericano, George Bush, y su equipo de halcones, no queda alternativa al mundo que asistir impávido a la acción militar norteamericana contra Iraq. Para la Casa Blanca no tienen peso alguno los numerosos pronunciamientos de gobiernos, entidades y organizaciones que se oponen a una aventura bélica contra Bagdad.

No cuentan aliados ni dentro ni fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. No valen las negativas de naciones de la región más inmediata al futuro escenario de la guerra.

Es como si el gran cowboy fuese dueño absoluto del planeta y deseara saldar una vieja cuenta, que viene desde la Guerra del Golfo. A saber, el control absoluto sobre las grandes reservas petroleras iraquíes y las rutas de comercialización de hidrocarburos, el gran negocio histórico de la familia Bush.

No hay voluntad política en los círculos oficiales norteamericanos para zanjar las diferencias con Iraq mediante negociaciones y diálogo. Bagdad ha dado pasos a favor de evitar los enfrentamientos. Autorizó el regreso de los inspectores de la Organización de Naciones Unidas encargados de verificar si el país se empeña o no en la fabricación de armas de destrucción masiva.

Pero para George Bush, hijo, y sus consejeros, ya ni la presencia de especialistas internacionales resulta válido ni aceptable. Lo que Estados Unidos desea, han dicho sus máximas figuras, es el desarme total de Iraq, su rendición absoluta, su sumisión incondicional, y desde luego, un cambio de gobierno regido desde la Casa Blanca, al gusto y color de los nuevos dueños del planeta. Es, a todas luces, una posición extrema que implica hacer inevitable el conflicto bélico.

A propósito de sus empeños belicistas contra Iraq, Washington anunció los cánones de su nueva política internacional. Se trata de un estreno único, como las grandes superproducciones de Hollywood.

Resulta que para George Bush y sus amigos, es totalmente justificado, legítimo y aceptado, golpear a diestra y siniestra cuando se sospecha que la víctima puede atacar primero. El concepto no puede ser más peligroso, sobre todo por entronizar en la arena internacional el controvertido asunto del golpe preventivo como práctica pretendidamente legítima.

De esa forma, el gran estado hegemónico está en facultad de agredir sobre la base de simples sospechas y conjeturas, y no como respuesta legítima a acciones enemigas muy concretas. Son, en fin, cosas de estos nuevos tiempos que se quieren eternos y válidos por el más fuerte.


Artículos anteriores


-Anémicas e indefinidas elecciones en Estados Unidos
-Raíces de la soberanía
-¿Habrá guerra antiterrorista contra Posada y Bosch?
-
Escollo para la opción bélica
-Reflexiones del lunes: heroísmo palestino

-El intento de regir al mundo con métodos nazis
-Del discurso de Bush en la ONU
-Casi un año después

-Johannesburgo: momento de concreciones

-Un ejemplo que no pudo arrastrar el río

-El bloqueo a Cuba y su próximo capítulo en Washington
-La justificada amargura de Ileana
-El valor de un hombre

-Cheney con su tenue rostro iraquí

-Asuntos de democracia
-Menos nosotros, los mejores
-Casada con la guerra
-Una agresión silenciosa
-Traficantes y personas amparados por Ley asesina
-Un acuerdo de imprevisible aplicación
-Las garras del Imperio amenazan a Colombia

-¿La paz en el Levante será una utopía?

-Afganistán y los paradigmas de la unipolaridad
-Una trampa para Arafat
-A más de un decenio
-
Pies sobre el pantano

-Comprensión y solidaridad

-
Tragedia para meditar
-
El racismo al banquillo
-Entre Fidel y Chávez, el gozo de la grandeza
-
Los cuervos duermen bien
-
Una batalla desigual
-
Fidel, de nuevo en un país del Sur
-
El ALCA: ni tan libre, ni tan fácil

-
Los engendros del imperio del mal
-
Nuevas negociaciones y viejos obstáculos en el Medio Oriente
-Un encuentro Cumbre de la amistad cubano-rusa
-Otro rasero de Washington para los sionistas
-El gran circo de las elecciones en Estados Unidos
-
Derechos humanos en los Estados Unidos: ¿Ley marcial en pequeña escala?

-Elecciones en Estados Unidos: la imagen se desmorona pulgada a pulgada
-
Armas ligeras: la gran plaga
-Siglo nuevo, saldo viejo
-Los desplazados del Norte
-Un año de desastres
-Guerra contra Yugoslavia: los extraños vencedores
-El siglo de los desplazados
-El otro gran negocio
-
¿Por qué Yugoslavia y no Turquía?
-Mirando a fondo tras las bombas
-La Batalla por el Este de Europa
-Cuba en la avanzada educacional
-Mirando a fondo: ficciones a término de siglo
-Nuevas medidas de Estados Unidos: una acción con fines subversivos
-Cuba por dentro: en beneficio de todos

-
Ante una nueva maniobra yanki...Cuba no acepta limosnas
-Cubanos en el MIDEM Latino: Los oídos sordos de Miami
-Estados Unidos, ¿un pedazo del Paraíso?
-La Florida hoy


Up
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana