Secciones
 Portada
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 NNC por dentro
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Especial

Casi un año después

Por Iván Becerra

La reacción del gobierno de George Bush a los atentados del once de septiembre le ha complicado la vida a los estadounidenses y al resto del mundo.

Casi un año después de los ataques a las torres gemelas y al Pentágono, la Unión es un país matizado por falsas o inventadas alarmas, bombardeos sobre Afganistán que han costado miles de víctimas civiles y una economía que, lejos de estabilizarse, se estremece por docenas de escándalos de corrupción.

La repercusión social de esos hechos es evidente. El consumo de drogas, alcohol y tabaco aumentó bruscamente el año pasado. Apenas quince por ciento de los norteamericanos considera que la guerra de Afganistán fue un éxito.

La Casa Blanca, mientras tanto, sigue perfilando los planes de agresión a Iraq, en el contexto de una doctrina de defensa en la que no menos de 60 Estados pueden ser blanco de acciones preventivas.

El ex presidente James Carter, en un comentario publicado en The Washington Post, advirtió que...las acciones y declaraciones unilaterales aíslan cada día más a Estados Unidos. Ese punto de vista quizás sea el que mejor refleje la situación, casi un año después del once de septiembre.

El Secretario de Estado, Collin Powell, acaba de vivir una experiencia en ese sentido, en la reciente Cumbre de la Tierra. Allí soportó una rechifla unánime del plenario, en los momentos en que afirmaba que su país coopera con el desarrollo sostenible.

En temas como el Medio Ambiente, el bloqueo y la hostilidad contra Cuba, la agresión a Afganistán y el proyecto de atacar a Iraq, por sólo citar algunos, el gobierno de Busch cuenta a estas alturas con poco o ningún apoyo, a menos que lo imponga. Pero imponer el terrorismo para combatirlo es una de las peores fórmulas del absurdo.


Artículos anteriores


-Johannesburgo: momento de concreciones
-Un ejemplo que no pudo arrastrar el río

-El bloqueo a Cuba y su próximo capítulo en Washington
-La justificada amargura de Ileana
-El valor de un hombre

-Cheney con su tenue rostro iraquí

-Asuntos de democracia
-Menos nosotros, los mejores
-Casada con la guerra
-Una agresión silenciosa
-Traficantes y personas amparados por Ley asesina
-Un acuerdo de imprevisible aplicación
-Las garras del Imperio amenazan a Colombia

-¿La paz en el Levante será una utopía?

-Afganistán y los paradigmas de la unipolaridad
-Una trampa para Arafat
-A más de un decenio
-
Pies sobre el pantano

-Comprensión y solidaridad

-
Tragedia para meditar
-
El racismo al banquillo
-Entre Fidel y Chávez, el gozo de la grandeza
-
Los cuervos duermen bien
-
Una batalla desigual
-
Fidel, de nuevo en un país del Sur
-
El ALCA: ni tan libre, ni tan fácil

-
Los engendros del imperio del mal
-
Nuevas negociaciones y viejos obstáculos en el Medio Oriente
-Un encuentro Cumbre de la amistad cubano-rusa
-Otro rasero de Washington para los sionistas
-El gran circo de las elecciones en Estados Unidos
-
Derechos humanos en los Estados Unidos: ¿Ley marcial en pequeña escala?

-Elecciones en Estados Unidos: la imagen se desmorona pulgada a pulgada
-
Armas ligeras: la gran plaga
-Siglo nuevo, saldo viejo
-Los desplazados del Norte
-Un año de desastres
-Guerra contra Yugoslavia: los extraños vencedores
-El siglo de los desplazados
-El otro gran negocio
-
¿Por qué Yugoslavia y no Turquía?
-Mirando a fondo tras las bombas
-La Batalla por el Este de Europa
-Cuba en la avanzada educacional
-Mirando a fondo: ficciones a término de siglo
-Nuevas medidas de Estados Unidos: una acción con fines subversivos
-Cuba por dentro: en beneficio de todos

-
Ante una nueva maniobra yanki...Cuba no acepta limosnas
-Cubanos en el MIDEM Latino: Los oídos sordos de Miami
-Estados Unidos, ¿un pedazo del Paraíso?
-La Florida hoy


Up
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana