Secciones
 Portada
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 NNC por dentro
 Club-DX
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Cultura Reseñas

Mary Juana o el Arte para creer

Por Alberto Ajón León.

Quien acude desprovisto de fe y de escepticismo a la casa de un artista, al taller en que fragua el milagro o la magia de sus encarnaciones, accede al sagrario donde la creación exorciza todas las soledades. De ese sitio se regresa converso o descreído.

De los óleos de Mary Juana Ferro nadie vuelve incrédulo, porque en ellos se desborda la verosimilitud y la sinceridad del ofrecimiento artístico. El desbordamiento es quizás la clave de sus lienzos, donde las criaturas asidas a la memoria se congregan multitudinarias en profusión de amarillos y verdes y azules que adquieren tanto protagonismo como las figuras representadas. Y es precisamente la representación del recuerdo que se escapa lo que ella nos propone, como si en ese intento aventurara su propia credibilidad.

Un personaje familiar (la tía Rosa, Rosaura, Rocío) carnal y mítico, inasible ya y todavía permanente, es el eje de la serie recientemente expuesta por Mary Juana en el Centro de Prensa Internacional de La Rampa habanera. Las anécdotas que relata la autora en esos cuadros presentan a su modelo (modelo pictórico y de vida) en el retrato vital que ella asume y sugiere.

Para esta creadora cuya obra ha recorrido, -además de galerías de la capital cubana-, España, Rusia, Francia y Suecia, el lienzo es el espacio donde lo individual se torna colectivo, tanto en la composición como en la intención. Y es esa coincidencia lo que concede unidad, por encima de jerarquías formales o académicas, a los óleos que decidió emprender, al cabo de una larga experiencia docente vinculada al arte, esta pintora nacida en Pinar del Río, aquella montañosa región occidental de cuyos verdes, amarillos y azules aún permanece impregnada la memoria de la artista.

El modo peculiar con que ella compone su discurso pictórico puede desconcertar al espectador habituado al lenguaje de las escuelas: le aplica los colores el temperamento, recibe la luz de todas partes, el tema decide los contornos, su energía fabuladora reemplaza la carencia de cánones y arquetipos.

No reclama su obra un dilettante contemplativo, sino un ejecutor que acepte sus provocaciones artísticas, un público que se integre como haría Jean Michel Basquiat ante un cuadro de Andy Warhol, transgrediendo las transgresiones, participando. Un arte, en fin, que más allá de consideraciones estéticas, nos haga artistas a todos. Por eso nadie puede regresar incrédulo de los óleos de Mary Juana Ferro.


Artículos anteriores


-El Cine cubano: dosis de optimismo...
-Multitudinario encuentro en la Fortaleza del Libro

-Un año en defensa de la Cultura y la Identlidad
-Un hispanista cubano: Don Fernando Ortiz
 
-
Agustín Lara: ridículamente cursi...eternamente recordado

-
La Cultura cubana: tiempo de audacia
-
Avatares del Cartel cubano
-
Venezuela en el lente y el pincel

-Carlos Enríquez, el controvertido artista cubano del pincel
-Chucho Valdés tiene mayores satisfacciones que el Grammy
-
Mural de Portocarrero recupera su esplendor
-
Y entonces... se hizo el primer libro en Cuba
-
Una poetisa cubana que iluminó a la lengua española

-
Sindo Garay: el Gran Faraón de Cuba

-
Hielo para una tormenta
-
Cuando el ballet no es para un público, sino para todo un pueblo
-Los Van Van en Miami: la cultura cubana venció a la histeria anexionista
-
Benny Moré: la fama no cae del cielo
-
Romeu, el mago de las teclas
-
"Cuba, qué linda es Cuba" cumple 40 años
-
Los cubanos esperan a la Avellaneda
-
Hemingway en La Habana
-
Eugenio Florit, duelo en la lírica cubana
-
Eduardo Galeano: la realidad no es un destino, es un desafío...
-
Rosario Flores, torbellino escénico que confía en sus propuestas
-
La verde espiga de la paz
-
A Grandinetti y a Titón la vida no les dio tiempo
-
Hemingway como parte de Cuba
-Casa de las Américas: Breve cronología de un Premio

-Una nueva era para el Castillo de la Punta
-La Música: elemento indispensable en el cine
-Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos:
40 años de una novedosa mirada

-Alicia Alonso, la más extraordinaria Giselle
-Joseíto Fernández, el caballero humilde
-Bola de Nieve: "yo soy la canción"
-Cuba: un caleidoscopio religioso
-Ballet Nacional de Cuba: un nuevo aniversario


To top
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana