Secciones
 Portada
 Nacionales
 Internacionales
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Cibernovela
 Mujer
 Próximamente
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 Solidaridad
 Clasificados
 NNC por dentro
 Club-DX
 Servicios
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Cultura Reseñas
CASA DE LAS AMÉRICAS

Breve cronología de un Premio

por Ileana González

Este jueves serán dados a conocer los ganadores de la cuadragésima edición del Premio Literario Casa de las Américas, este año convocado en los géneros de narrativa (novela, cuento y testimonio) y en la categoría de literatura brasileña.

Vale recordar entonces cuánto ha influido esa institución cultural (creada en abril de 1959, apenas tres meses después del triunfo de la Revolución) en el proceso creativo de los escritores latinoamericanos. Inicialmente el Premio Literario Casa de las Américas se limitó a los géneros tradicionales de poesía, cuento, novela, teatro y ensayo, pero fue ampliando ese espectro y ya en 1970 dio cabida al testimonio, de particular fuerza en la región y gracias al cual se dieron a conocer en el mundo personajes como la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú.

PREMIOS CASA 1998

POESIA: Reina María Rodríguez (Cuba), La foto del invernadero

TEATRO: Jesús del Castillo Rodríguez (Cuba), Pipepa

ENSAYO ARTÍSTICO-LITERARIO: Lourdes Tomás Fernández de Castro (Cuba-Estados Unidos), Espacio sin fronteras

ENSAYO HISTÓRICO-SOCIAL: Ángel G. Quintero Rivera (Puerto Rico), ¡Salsa, sabor y control!. Sociología de la música tropical

LITERATURA CARIBEÑA EN INGLES: Kamau Brathwaite (Barbados), MR

PREMIO EXTRAORDINARIO DE ENSAYO SOBRE EL 98: Oscar A. Zanetti Lecuona (Cuba), Comercio y poder; relaciones cubano-hispano-norteamericanas en torno a 1898

En 1975 se incorporó a la convocatoria la categoría de literatura para niños y jóvenes, y como su propósito es también el de apoyar la creación en otras lenguas del continente, ese mismo año añadió la categoría de literatura caribeña de expresión inglesa.

Ya en 1979 apareció en sus bases la literatura caribeña francófona, y un año después se estableció la literatura brasileña como una categoría independiente, condición que se le dio a la literatura indígena a partir de 1994.

En cuanto a los Premios Extraordinarios, el primero de ellos fue convocado en 1977, dedicado al Libertador Simón Bolívar, a propósito del aniversario 150 del Congreso Anfictiónico de Panamá.

El Premio Literario Casa de las Américas se llamó en sus inicios Concurso Literario Hispanoamericano, pero tomó el adjetivo Latinoamericano en 1964, cuando comenzó la participación de autores brasileños. Un año después adoptó su nombre actual.

La primera edición del certamen contó entre los miembros del jurado a escritores de la talla de Alejo Carpentier, Miguel Angel Asturias, José Lezama Lima, Carlos Fuentes y Nicolás Guillén. También estuvo el teatrista Humberto Arenal, quien, en esta cuadragésima edición del Premio Casa, vuelve a integrar el grupo de personalidades encargado de dictaminar las obras que serán premiadas el próximo jueves. Escritores como Jorge Enrique Adoum, José Soler Puig, Roque Dalton, Alfredo Bryce Echenique y Antonio Skármeta se dieron a conocer internacionalmente con el Premio Casa.

En estos 40 años la Casa de las Américas no solo ha estimulado la creación de los escritores noveles, sino que, además, ha propiciado el encuentro de más de mil narradores, poetas, teatristas, ensayistas, políticos, historiadores y teólogos de la región, para confrontar ideas y concretar proyectos.

El Premio Casa muestra un amplio panorama de la diversidad de temas, estilos y conceptos de la literatura latinoamericana en estas cuatros décadas.

Voces autorizadas reconocen su alcance cultural, por sus objetivos de integración regional. Porque, como dijera su máxima inspiradora, Haydeé Santamaría, el Premio Casa de las Américas no es solamente de Cuba, es de Latinoamérica, y todos están en el deber de ayudar para que no se estanque, no se haga aburrido, no se haga tradicional.


Artículos anteriores


-Una nueva era para el Castillo de la Punta
-La Música: elemento indispensable en el cine
-Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos:
40 años de una novedosa mirada

-Alicia Alonso, la más extraordinaria Giselle
-Joseíto Fernández, el caballero humilde
-Bola de Nieve: "yo soy la canción"
-Cuba: un caleidoscopio religioso
-Ballet Nacional de Cuba: un nuevo aniversario


To top
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana