Secciones
 Portada
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Cibernovela
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 Solidaridad
 Clasificados
 NNC por dentro
 Club-DX
 Servicios
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Ciencia Reseñas
Trabaja Cuba en proyecto Carey

Por Mariela Pérez Valenzuela (PL)

Nuestro país elabora una nueva propuesta para la comercalización de la concha de Tortuga de Carey, teniendo en cuenta que estudios recientes sobre esos animales en aguas cubanas indican una población que excede a los 100 mil mayores de un año.

Las investigaciones sobre el tamaño de esos ejemplares demuestran científicamente que esa especie no está en peligro de extinción en la isla.

Según se registra en antiguas publicaciones, la concha de Carey se exporta desde el siglo XVI y su pesquería se extendió en el país en el año 1968, coincidiendo con el aumento y sistematización de las regulaciones pesqueras y el surgimiento de nuevos programas de investigación y conservación.

En 1976 la población mundial de tortugas fue incluida en el Apéndice Uno de la Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y la Flora Silvestres (CITES), el cual recoge las especies en extremo peligro de desaparición y prohíbe totalmente su comercialización.

En 1990, Cuba se adhirió a dicho convenio y, según Elvira Carrillo, del Centro de Investigaciones Pesqueras, había una reserva que le permitió al país continuar exportando la concha de carey hasta 1992, con la autorización del organismo internacional.

La experta,  quien dirige el Programa Nacional Carey, dijo que hasta comienzos de la presente década se capturaban en aguas cubanas unos 5 mil individuos anualmente, pero como parte de un programa de racionalización de las pesquerías su captura se redujo a un máximo de 500 al año y sólo en dos comunidades pesqueras.

La concha de carey está sujeta a un inventario. Carrillo comenta: "una especialista es la encargada de designarle un número exclusivo para su identificación, medirla, pesarla y luego envasarla en bolsas plásticas selladas con una etiqueta de CITES. Las piezas individuales de concha que van a cada bolsa se fotografían previamente con una cámara digital y las imágenes se transfieren a un disco de computadora para ser consultadas en cualquier momento".

La experta afirma que CITES pide a Cuba una fundamentación científica para transferir la población nacional de tortugas de carey del apéndice Uno al Dos, que permite el comercio siempre y cuando no ponga en peligro la supervivencia de las especies.

Añadió Carrillo que en ello se trabaja, para presentar la propuesta en la Conferencia de las Partes, que se celebrará en Nairobi, Kenya, en el año 2000.

Otras investigaciones que se realizan en Cuba en torno a esta especie incluyen la marcación de los ejemplares, estudios genéticos para determinar las generaciones, así como la alimentación, maduración de los huevos y análisis de las poblaciones juveniles.

La directora del Programa Nacional Carey relata que Cuba llevó la propuesta de comercialización de la especie a la Conferencia de las Partes celebrada en Harare el pasado año, y aunque se consideró la mejor presentada en mucho tiempo por su fundamentación científica, no obtuvo los votos necesarios para su aprobación.

"Hay grandes posibilidades, dice Carrillo, de que la propuesta cubana triunfe el año próximo en Nairobi, pues la isla caribeña ha demostrado que el criterio de que la tortuga carey está en peligro de extinción no es real".


Artículos anteriores


-Biotecnología cubana: Los sueños, a un paso...
-
Responde el mercado a la Biotecnología cubana
-
En Cuba: Una flora admirable
-Psiquis contra dolor, experiencias en un hospital cubano
-Unidades de diagnóstico de la contaminación atmosférica
-Hitos de la ciencia
-Aplicadas 40 millones de dosis de vacuna antimeningocóccica cubana en 10 países


To top
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana