Secciones
 Portada
 Nacionales
 Internacionales
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Cibernovela
 Mujer
 Próximamente
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 Solidaridad
 Clasificados
 NNC por dentro
 Club-DX
 Servicios
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Ciencia Reseñas
Aplicadas 40 millones de dosis de vacuna antimeningocóccica cubana en 10 países

Por Edda Diz Garcés

Unos 40 millones de dosis de VA-MENGOC-BC, única vacuna en el mundo efectiva contra el meningococo serogrupo B, creada y producida en Cuba, se aplicaron ya en más de una decena de países.

Brasil ha sido el principal consumidor de este producto administrado en 15 campañas masivas de vacunación en 12 estados de ese país sudamericano, donde se realizaron estudios de eficacia y efectividad del producto, con resultados positivos, al igual que en Colombia, según informó el doctor Franklin Sotolongo, director de asistencia científico-técnica aplicada, en el Instituto Finlay, de la capital cubana.

Esta vacuna surgió de la necesidad de enfrentar en la Isla un aumento de la morbilidad habitual de la enfermedad causada por el meningococo B, que en 1983 alcanzó la mayor tasa de incidencia en la población total: 14,4 por 10 mil habitantes.

De esta manera, un grupo de investigadores se consagró a la tarea sin límite de horario ni temor al tener que cultivar grandes masas de microorganismos vivos, y en 1985 obtuvieron un preparado vacunal que pasó rigurosamente todas las fases exigidas internacionalmente hasta llegar, en 1987, a las pruebas de campo de fase 3 en siete provincias con alta incidencia de la enfermedad meningocóccica, inoculándose por primera vez a 106 mil escolares de 10 a 16 años de edad.

En ese estudio se demostró la calidad inmunogénica de la vacuna cubana, con una alta eficacia.

Fue en 1988 cuando se inició la vacunación masiva en todas las provincias del país, con prioridad para los grupos de mayor riesgo, incluidos los menores de cuatro años de edad. Así se logró disminuir más del 50% de los casos reportados el año anterior.

En los 10 años transcurridos desde entonces se han aplicado unos ocho millones de dosis fundamentalmente a los niños a partir de los tres y medio meses de edad, según el esquema nacional de inmunización en el que se incluyó la VA-MENGOC-BC desde 1991.

La enfermedad meningocóccica dejó de constituir un problema de salud para los cubanos gracias al descubrimiento de esta vacuna, Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, cuyos autores principales son los doctores Concepción Campa y Gustavo Sierra, actuales Presidenta y Vicepresidente del Instituto Finlay, respectivamente.

La doctora Victoria Casanueva, especialista en epidemiología en el Finlay, precisó que la incidencia de la enfermedad ha disminuido 30 veces y mantenemos cifras iguales o inferiores a las preepidémicas.

VA-MENGOC-BC es un complejo no-covalente de proteínas purificadas de la membrana externa del meningococo serogrupo B y polisacárido capsular purificado del meningococo serogrupo C, absorbidos en gel de hidróxido de aluminio, y continúa siendo el producto insignia de la institución, donde además se desarrollan y producen otras vacunas, entre ellas vax-SPIRAL, contra la leptospirosis humana, en fase de escalado, y vax-TET, una vacuna antitetánica mejorada que desde 1996 se aplica a la población.

Francisco Domínguez, director de desarrollo del Instituto, explicó que uno de los proyectos con vistas a una futura vacuna de la infancia, es el de la trivalente Difteria-Tétanos-Pertusis (DTP), como base para próximas combinaciones, pero se requiere un producto consistente y con alta pureza.

En Cuba se producía un toxoide tetánico por métodos tradicionales y de bajo rendimiento productivo. "Por eso el Instituto se planteó desarrollar una vacuna superior, apta para el reto de la DTP y otras combinaciones", puntualizó el especialista.

El nuevo toxoide tetánico altamente purificado sirve como portador de otros antígenos para la obtención de otros preparados vacunales. Vax-TET se suma a la lista de preparados vacunales desarrollados en Cuba, de manera que ya la inmensa mayoría de las vacunas incluidas en el esquema de inmunización se producen en el país.

Al propio tiempo se trabaja en otras, como la del toxoide diftérico, con avances en el proceso de cultivo, específicamente en el rendimiento, con valores de más de 120 LF/mililitro, que nos ubica entre los países en la región con mejores resultados en ese sentido.

Con relación a la pureza se han obtenido valores de 2000 LF/mg, cuando el límite de la Organización Mundial de la Salud es de 1500. Ya se hizo la formulación de las vacunas difteria y tétanos unidos, mientras fueron realizados los procesos de cultivo, separación celular y formulación de la relativa a la Pertusis (tosferina), que ha cumplido con todas las exigencias de la OMS y ha sido evaluada por organismos internacionales y de otros países, con resultados satisfactorios.

Esto ha permitido formular la vacuna DTP, una de las más importantes del programa de inmunización de los niños, y ya se solicitó su registro a las autoridades sanitarias cubanas, al igual que la difteria-tétanos para adultos.
Otro proyecto en ejecución es la vacuna combinada DTP-Hepatitis B, cuyos ensayos clínicos deben comenzar a finales de este año, y se trabaja en la combinación DTP-VA-MENGOC-BC.

El Instituto Finlay dispone de bioplantas que cumplen las más exigentes normas internacionales para la producción de vacunas humanas, entre ellas la III, cuya capacidad puede alcanzar los 100 millones de dosis anuales, y está caracterizada por su versatilidad, que le permite asumir presentes y futuros proyectos de preparados vacunales que enriquecerán aun más el arsenal de "guardianes" de la salud de que ya dispone el país.

La población cubana, especialmente la infantil, es una de las más protegidas del planeta contra enfermedades infecto contagiosas. El ciento por ciento de nuestros niños está protegido contra 12 enfermedades prevenibles por vacunas, y se han erradicado, entre otras, la difteria, el tétanos del recién nacido e infantil, el sarampión, el paludismo y la poliomielitis.

(Tomado del semanario Trabajadores)


To top
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana