Secciones
 Portada
 Nacionales
 Internacionales
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Cibernovela
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 Solidaridad
 Clasificados
 NNC por dentro
 Club-DX
 Servicios
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

a Cibernovela Novela cubana

Una Casa para Ada
Original de Freddy Domínguez
Dirige: Sergio Vargas
Capítulo 10

(Capítulo anterior: En casa de Manuela, su sobrina Susana y el esposo de ésta, Alfonso, tienen problemas y una dura discusión al acostarse porque él llega tarde todos los días y no ve a la familia pues luego del trabajo va a casa de su madre a ver a su otra hija. Zoila y Joaquina vuelven a conversar y la primera acepta que quizás debió consultar con su esposo, Rolando, el traer a casa a la anciana enferma, pero reafirma que pese a los problemas con el marido Joaquina estará allí todo el tiempo que sea necesario. Ada, luego de que Miguel la amenazara si no le daba dinero, decide dárselo para que el hombre se compre una botella de ron para seguir la borrachera con el hermano de Ada, el exconvicto Damián. Ada se marcha y al regresar tarde en la noche se encuentra la casa en pésimo estado....)

 

ADA ¡Dale! ... ¡Arriba, que tienes que limpiar la vomitera que formaron!

DAMIA ¡Que me dejes tranquilo, vieja! ¡No voy a limpiar na’!

ADA ¿ Ah, no? ¡Ahora tú verás! (BUSCA LA ESCOBA)

NARRADOR ¿ Qué vas a hacer con esa escoba, Ada? ¡Es mejor que los dejes, porque en el estado en que se encuentran...

ADA ¡Levántense ahora mismo los dos, o voy a empezar a repartir escobazos!

LA ESCOBA CAE REPETIDAS VECES Y CON FUERZA SOBRE DAMIAN. DAMIAN SE PONE EN PIE. BREVES PASOS Y CAE PESADAMENTE EN EL SOFA.

ADA (INTERJECCIONES DE ESFUERZO Y RABIA)

DAMIA ¡Qué... qué volá, China.. eh?

ADA (FUERA DE SI) ¡Levántate descara’o...! (JOENDRIS, EL HIJO DE ADA, BAJA LAS ESCALERAS DE LA BARBACOA)

JOEN  (ASOMBRADO) ¡Mima... ¿ qué estás haciendo?... ¿ Te volviste loca?

ADA ¡Sí, todos ustedes me están volviendo loca!

JOEN  ¡Pero...! ¿ qué pasó? ¡Si tío y papi cogieron tremenda borrachera junta y se quedaron dormi’os...!

ADA (JADEANTE) ¡Mira, mira lo que hicieron! ¡Pero ellos LO limpian o...!

JOEN  (INTERRUMPE ASUSTADO) ¡No, no, mima, déjalos, que yo voy a limpiar!

JOEN ¡Dame, dame acá la escoba y vete a dormir, que yo voy a limpiar!

ADA ¡No, que lo limpien ellos!  ¡Arriba, Damián!

JOEN No, si.. fui yo el que vomité.

ADA ¡?Tú?!

JOEN Si , mima... es que... me soné un par de tragos y...

ADA ¿ Miguel te dio ron?

JOEN Sí.

ADA Pero, ¿ qué es lo que le está pasando a Miguel?

JOEN ¡Ya no soy un chamita, mima, ya yo puedo tomar ron!   Dame y vete a dormir, que yo voy a limpiar to esto.

ADA ¡No, yo me voy pa’ casa de Leslie que ahora está sola, y le voy a decir que me deje dormir allá..., en esta cochiquera no me quedo!

JOEN Pero.. si voy a limpiar to’.

ADA ¡Me voy! Aquí no me quedo, con estos dos borrachos.   ¡Ay, pero mañana Miguel me v a oír la lengua! ¡Me va a oír! (SE MARCHA)

NARRADOR  ¡Otra vez el alcohol te gana la batalla, Ada! ¡Y lo que es peor: Damián y el alcohol... es que hacen buena liga los dos!

ADA (PARA SI) ¡Mira que se lo dije a Miguel: Damián no sirve pa’ na! ¡Pero no, él se dejó meter al otro por abajo y ahora...!   ¡Pero si Miguel na’ ma’ que tomaba los domingos, con Samuelito...! (TOCA EN CASA DE LESLIE)

LESLIE (DESDE EL INTERIOR) ¿ Quién es?

ADA

¡Soy yo, Leslie... ábreme la puerta! (LESLIE ABRE)

LESLÍE (ASOMBRADA) ¡Ada... qué tienes? ¿ Pasó algo?

ADA Me hace falta que me dejes dormir aquí, esta noche.

LESLIE ¿ Pasó algo en tu casa?

ADA ¡Después te cuento!  Pero... ¿ me puedo quedar, o no?

LESLIE ¡Sí, sí, claro, pasa!

(TRANSICIÓN. DE DIA)

NARRADOR  La bodega de Alberto. Así conocen todos en el barrio esta esquina donde, cada día, se dan cita los marginales de la zona. De día, cuentan sus hazañas nocturnas y de noche, beben ron para animarse. De nada vale que la policía en sus operativos, diezme la tropa. Los que quedan vuelven seducidos por una fuerza misteriosa.  Y aquí está Damián, fundador de estas... "tertulias", pero no viene solo.

DAMIA ¿ Qué volá, Chispa?

CHISPA (ALEGRE) ¡Eh... qué dice el Damián! ¡Estabas perdi’o, asere!

DAMIA Na’, es que después que salí del tanque, me quedé quieto en base unos días, pa’ refrescar.  ¡Mira, este es mi sobrino!

CHISPA ¿ Qué volá, chama?

JOEN ¡Ahí, Chispa!

CHISPA ¡Pero... chanten, chanten aquí!

JOEN Tío yo no puedo estar mucho rato porque mañana tengo clases.

DAMIA ¡Ah... deja eso chama.. qué clases ni qué clases... ponte pa’ esto que aquí vas a aprender más que en la escuela!

CHISPA (RIE) ¡Clarinete! Esta es la escuela de la calle, chama, pa’ qué quieres más?

JOEN Es que después la pura se pone con sus cosas y...

DAMIA Bueno, asere, yo quería que te graduaras de hombre, pero si no quieres...

JOEN No, no, si yo lo único que te digo es que no puedo demorar mucho.(SE SIENTAN EN EL SUELO)

CHISPA ¿ Y en qué andas, asere?

DAMIA ¡Na’ ya te dije que estoy quietecito! Pero me hace falta ponerme pa’ las cosas, porque tengo una pasmadera que no es fácil!

CHISPA Y que la cosa se está poniendo mala! Na’ pero siempre se puede inventar algo.

DAMIA Bueno, ponme en onda. ¿ No hay ningún bisne por ahí?

CHISPA ¡Ven acá...el chama es de confianza?!

DAMIA ¿ Qué volá contigo, Chispa? ¡El chama es mi sobrino!

CHISPA No, no, está bien, es que hay que andar con cuida’o.  Mira, esta noche "El Peca" y "Colmillo", van a meter facho.

DAMIA ¿ Un facho? ¡No, no, asere! Yo no puedo ponerme en esa onda todavía.

CHISPA No, te lo digo porque ellos me van a dar las cosas pa’ que yo se las venda y si es mucho, puedo dejarte una parte a ti.

DAMIA ¡Ah... está bien!

CHISPA ¡Eso es pa’ que vayas entrando en caja!, porque después de jalar ocho años en el tanque.... las cosas han cambia’o mucho, asere! Cuando caíste en cana, no había período especial ni na’ de eso!...

DAMIA No, no, está bien!

CHISPA Pero eso sí, la mercancía tienes que ir a tirarla lejos .. na’ de vender aquí en el barrio o los alrededores! Mira, un buen punto es la candonga de la terminal de trenes.

JOEN ¡Ah, yo voy contigo, tío... la terminal de trenes está buenísima pa’ eso!

CHISPA ¡Ah, mira, sí... el chama te puede ayudar en eso!

DAMIA ¡Bárbaro! ¿ Y cuando nos vemos pa’ recoger la mercancía?

CHISPA ¡Mañana, aquí mismo!

DAMIA ¡Bárbaro!

CHISPA Ahora vamos pa’ casa e’l "Peca" que tiene un par de litros esperando por nosotros, y de paso cuadramos bien el bisne!

DAMIA Y así doy contracandela, porque anoche cogí tremenda carga!

JOEN Tío, yo me voy pa’ la escuela.

DAMIA Está bien , chama. Después te veo pa’ decirte lo que hay.

(TRANSICION A CASA DE LESLIE. TOCAN A LA PUERTA)

OMAR ¡Buenas tardes!

LESLIE ¡Buenas tardes! ¿ Y... y eso tú, por aquí?

OMAR Bueno, te prometí que vendría a darte una vuelta. Además... La China me dijo que tú eres peluquera y mira cómo estoy.

LESLIE (RIE) Está bien, pasa.

LESLIE ¡Siéntate! Te voy a traer un poquito de té.

OMAR Ah, está bien, a mí me gusta mucho el té. ¡Y si tienes limón...!

LESLIE Así es como me gusta a mí.

NARRADOR  ¿ Y esa cara de estupefacción, Omar?

OMAR (PARA SI) Yo creo que esta muchacha no está muy bien de la cabeza. Hace apenas unos días que estaba muriéndose de tristeza.. . no me quería ni hablar y ahora... música puesta, me recibe sonriente cuando yo esperaba que me diera con la puerta en la nariz... ¿ Qué está pasando?

NARRADOR ¡Nada, mi amigo, nada! Es que parece que llegaste en buen momento.

(LESLIE TRAE EL TE)

LESLIE  No está muy caliente, porque hace un ratico que lo hice, pero por lo menos a mí no me gusta tomarlo recalentado.

OMAR No, no... está bien así. (BEBE) ¡Hummm...está riquísimo!

LESLIE ¿ De verdad?

OMAR (PARA SI) ¡Esto no hay Dios que se lo tome! (A LESLIE) ¡Sí, sí... se parece al que hace mi mamá! (PARA SI) ¡Ni en la sombra!

LESLIE Yo soy fanática al té.

OMAR Bueno.. que me cuentas. Te veo mejor... luces... no sé, diferente.

LESLIE sí, ya estoy bien. (TURBADA) ¡Ay, me da pena contigo!

OMAR ¿ Eh... y eso por qué?

LESLIE Por lo que pasó el otro día. Es que yo no estaba bien y...

OMAR No, no te preocupes, yo sé que a veces pasamos por momentos difíciles y nos hace falta tiempo para recuperarnos. Aunque... no pensé que tú lo consiguieras tan rápido.

LESLIE (TURBADA) Sí.. digo no, es que... tú mismo lo acabas de decir. En la vida pasan cosas y ... "cosas". Lo mejor de todo es que unas compensan las otras.

OMAR A decir verdad... no entiendo nada, pero no te preocupes, no quiero entenderlo tampoco... no hace falta. con verte así, tan animada ya es suficiente.

LESLIE (PARA SI) Lo que pasa es que la procesión va por dentro. (TR) Bueno, ¿ preparo las condiciones para pelarte?

OMAR ¿ Pelarme?

LESLIE ¿ No me dijiste que querías pelarte?

OMAR ¿ Yo?... ¡No.. . ah, digo.. sí!

LESLIE (RIE) ¡Sí o no...!

OMAR ¡No! Lo que pasa es que lo del pelado... no era más que una excusa para que no me dieras con la puerta en la cara.

LESLIE Ah...ya veo. La primera impresión fue bastante fuerte, ¿ verdad?

OMAR No, digo.. (RIE) ¡Qué más da! Pero ya que te veo tan... arriba, voy a aprovechar para hacerte una invitación. Digo, si no te ofendo con eso.

LESLIE ¿ Ofenderme? ¡No, claro que no! Siempre que la invitación...

OMAR (INTERRUMPE) ¡No, no... si quería invitarte a una paladar y después al cine.

LESLIE ¡Ah, bueno.. como no!

OMAR ¿ Aceptas , entonces...?

LESLIE (PARA SI) ¿ Viste Alejandro? ¡Tú estas allá abajo y yo... vacilando! (A OMAR) ¿ A qué hora?

OMAR ¡No, no, ahora mismo!

LESLIE Bueno, deja que me vista, porque así...

OMAR Está bien, vístete, pero... a ti no te hace falta arreglarte mucho.

LESLIE ¡Gracias!  Mientras, sírvete más té, si quieres.

OMAR ¡No, no, deja... ya con el que me tomé es suficiente!

(TRANSICION A CASA DE ADA)

MIGUE  Pero tú me dijiste que había sido con agua caliente.

ADA Claro, pa’ que contarte lo que pasó si ya no importa. ¡Qué lengua tan larga tiene Damián!

MIGUE ¿ Y por qué le echaste el alcohol al tipo ese?

ADA ¡Deja eso, Miguel, deja eso!

MIGUE No, tú me lo tienes que decir, porque eres mi mujer y a mí no me gusta que las mujeres me engañen!

ADA (SUSPIRA) ¡Está bien. Yo... tenía como dieciocho o diecinueve años y... estaba con Samuelito que era chiquitico... no tenía ni dos meses todavía y... mi mamá se tomaba to’ el dinero en que caía en esta casa. A ella no le importaba si el niño tenía leche o no. Cuando no tenía con qué tomar ron, vendía lo primero que le cayera en las manos...

MIGUE Sí, dicen que la vieja era tremenda curda.

ADA Y Ramiro quiso ajuntarse conmigo pa’ sacarme de aquí y... claro, yo vi los cielos abiertos! Los primeros días fueron una cosa, pero después... empezó a emborracharse y a caerme a golpes por cualquier cosa.

MIGUE ¡Ah, el tipo te sonaba...!

ADA Me dio una vez y yo se la dejé pasar porque estaba borracho. Al otro día hablamos y me juró que no iba a pasar más, pero al poco tiempo se curdó otra vez y...

MIGUE !Te volvió a sonar!

ADA ¡Tremenda entrá a palos...!... Ya, Miguel... eso pasó hace un burujón de años.

MIGUE Sigue...yo quiero saberlo to’, pa’ que después no me puedan venir con un cuento.

ADA Yo le juré que si me volvía a poner una mano arriba... lo achicharraba! Una noche llegó borracho y empezó a buscar bronca. ¡Me dio un empujón que me tiró arriba de Samuelito.... por poco lo aplasto! (CON AMARGURA) Me rompió la nariz y la boca... yo estaba muy asustá porque no se me trancaba la sangre y...  ¡Qué odio le cogí...!

MIGUE Pero...ese tipo era un animal!

ADA Lo velé hasta que se durmió y... le soplé el jarro de alcohol pa’rriba y más atrás el fósforo. Me partió pa’rriba como una bola e’candela y me cogió por el brazo... yo me pude zafar y salí dando gritos con Samuelito carga’o... no sé cómo se apagó!

MIGUE ¿ Y no te pasó na’ con la policía?

ADA No, Ramiro me cogió más miedo que a la muerte y no me quiso acusar. Inventó un cuento con el reverbero.

MIGUE ¡Te salvaste, porque si te cogen...!

ADA Entonces vino la abuela de Samuelito y habló conmigo pa’ que yo se lo diera y... (CON AMARGURA) se lo di, pa’ que no se criara viendo las borracheras de mi madre y las cosas que hacía Damián (LLORA) ¡Más nunca he vuelto a dormir una noche completa. Siempre me despierto por la madrugá y me parece que él está durmiendo al la’o.

MIGUE `(TRISTE) ¡Ya, mulata... no te pongas así!

ADA Por eso mismo es que no quiero borracheras en la casa, viejo, por eso mismo es que lucho tanto pa’ conseguir una casa y poder vivir juntos.

MIGUE ¡Y lo vamos a conseguir... ya tú verás!

(TRANSICION. CASA DE ADA. NOCHE)

DAMIA ¿Qué volá, cuña?

MIGUE ¿ Qué se cuenta, Damián?

DAMIA ¡Ahí.. mirando la burumba esta, que no es fácil...!

MIGUE Sí, no está fácil.

DAMIA ¡Eh.. ¿ y tú te vas?

MIGUE Sí, tengo guardia en la pincha hoy.

DAMIA ¡Ñoo asere... y yo que pensaba que nos íbamos a sonar un litro esta noche.Es que me fui pa’ casa e’ un socito ahí y me eché unos tragos... ya tú sabes, se me calentó el pico!

MIGUE Pues métele agua fría, pa’ que resuelvas. Aquí yo me echo una botellita los domingos, cuando viene Samuelito y pare de contar!

DAMIA Pero ayer...

MIGUE (INTERRUMPE) Ayer tú mismo me dijiste que era pa’ celebrar que habías sali’o de la cárcel, así es que...

DAMIA Está bien, está bien... vamos a esperar a que llegue el domingo.

MIGUE Eso es lo mejor. (VIENE JOENDRIS)

JOEN ¿ A dónde vas, puro?

MIGUE Pa’ la pincha, que tengo guardia.

JOEN ¡Ah... y la vieja?

MIGUE Anda por ahí, en sus cosas.  Bueno, voy echando.

DAMIA Ya tú sabes... qué te diviertas y gastes poco, cuña.

MIGUE Joendris, dile a la China que no la pude esperar, porque ya se está demorando mucho. Ahora no tengo hambre, pero que me guarde la jama pa’ por la madrugá , cuando venga.

JOEN Está bien.

MIGUE Bueno, ustedes se quedan en la casa y yo... en la calle. (SE VA)

DAMIA (RISA) Ya tú sabes.

DAMIA  ¿ Qué volá, chama... cómo te fue la escuela?

JOEN Ahí.. como el pesca’o en tarima: con los ojos grandes y abiertos, pero sin ver na’! ... ¡No entiendo na’, mi tío...!

DAMIA ¡Véndele a to’ eso y ponte pal bisne, que es lo que da’...!

JOEN ¡Ojalá! Pero es que la pura no me pierde pie ni pis’a.

DAMIA ¡Esa China es la candela!

JOEN Porque tú no la viste sonándote escobazos anoche.

DAMIA ¡Qué voy a ver, con la curda que tenía!

JOEN Al final, tuve que limpiar yo la vomitera de ustedes.

DAMIA ¡Ah, pero usté es mi sobrino!

JOEN ¡Na’, na’, no se acostumbren! Lo hice pa’ que no se formara, porque yo conozco bien a la pura.

DAMIA ¡Oye, me hace falta que me tires un cabo en una cosa.

JOEN (INTERESADO) ¿Qué cosa?

DAMIA Ya tu oíste hoy al "Chispa", mañana voy a entrar en "baros", pero...

JOEN ¿Qué?

DAMIA Me hacen falta veinticinco baros pa’ esta noche.

JOEN Pero tío... si yo no tengo na’ arriba! Tú sabes que la pura a veces me lleva a paso e’conga y sin tumbadora.

DAMIA Está bien, pero... tú sabes donde está la guaca de la China, no?

JOEN ¿ Qué tú dices?

DAMIA Que me hace falta que le cojas los veinticinco baros. ¡Es presta’o hasta mañana!

JOEN Pero, tío yo...

DAMIA (INTERRUMPE) ¡Hoy por mí y mañana por ti, asere! Ya te dije que yo te voy a hacer un hombre. Así es que dale. Fáchale los baros a la China.

(CONTINUARÁ EL PRÓXIMO SÁBADO)


Este y otros espacios dramatizados están disponibles para la venta a través de nuestro sitio, en forma de guiones o realizaciones radiales (grabadas en Cassettes o CD) de los más importantes directores cubanos.

Productoras de Radio y Televisión e interesados en sentido general podrán solicitarnos más información. En breve colocaremos en esta página un catálogo que incluye un gran volumen de radionovelas cubanas y otros espacios dramatizados.

Contáctenos: rreloj@teleda.get.cma.net

 


To top
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana