Secciones
 Portada
 Cultura
 Ciencia
 Economía
 Deportes
 Historia
 Especial
 Mujer
 Publicaciones
 Granma
 Granma Int.
 J.Rebelde
 AIN
 Trabajadores
 Opciones
 Tropicana
 Acuarela
 Cubaweb
 Varios
 Cuba en cifras
 Grandes eventos
 Reseñas
 NNC por dentro
 Club-DX
 Correo

aaaaaaaaaaaaaaaaa

Especial

Pies sobre el pantano

Por Néstor Núñez

El gobierno de George Bush habla de éxito en Afganistán. La declaraciones del presidente y sus personeros indican que los supuestos objetivos se van cumpliendo en la bautizada guerra contra el terrorismo. Sin embargo, los esfuerzos por convencer a la opinión pública resultan cada vez más endebles y controvertidos. 

Las bombas caen sobre el empobrecido país centroasiático desde hace semanas, y todavía Washington no ha podido exhibir victorias sonadas en el desquite militar en que se ha enfrascado. 

Ni Osama bin Laden y ni los talibanes han cedido terreno, ni la Alianza del Norte, al parecer el instrumento predilecto de Occidente en la lucha terrestre, ha logrado hacerse de posiciones significativas que pongan en peligro al régimen de Kabul. De manera que en el campo militar las fanfarrias suenan huecas, y ,desde luego, tienen su repercusión en el universo político. 

Deuda en vidas

Las fuentes militares norteamericanas admiten cada vez un mayor volumen de errores en sus bombardeos aéreos contra Afganistán. Un simple "lo lamento" cierra cada conferencia de prensa donde se habla de reiteradas confusiones entre los pilotos y, en consecuencia, de infinidad de víctimas civiles. 

Las bombas hacen blanco en hospitales, almacenes de la Cruz Roja, aldeas indefensas o asilos de ancianos. Al final se contabilizan como "pérdidas colaterales", ese eufemismo creado por los estrategas del Pentágono para esconder genocidios. 

Pero lo extraño es que los titulados "errores" se multiplican de forma alarmante, tanto, que da la impresión de que se hace con toda intención, como para sembrar el terror entre seres indefensos, en una brutal venganza que enloda y desacredita mucho más la imagen ya sucia del imperio. 

Tiempo en contra

No pocos analistas indican que Washington pierde en Afganistán en la medida que el tiempo transcurre sin mayores éxitos bélicos. Los crecientes ataques contra civiles despiertan rechazo internacional. 

El ánimo musulmán, a duras penas contenido desde el siete de octubre, en que se iniciaron los bombardeos, tiende a subir de tono, mientras crecen los voluntarios anti norteamericanos dispuestos a pasar a suelo afgano. 

La propia alianza antiterrorista asoma fisuras, porque la extensión del conflicto atenta contra intereses e imágenes individuales de gobiernos y personajes que no están interesados en desgastarse públicamente. 

En fin, que Bush hijo parece adentrarse poco a poco en un atolladero donde las simpatías que ganó de repente, aprovechando los atentados de septiembre, pueden degenerar velozmente en rechazo y condena.  


Artículos anteriores


-Comprensión y solidaridad
-
Tragedia para meditar
-
El racismo al banquillo
-Entre Fidel y Chávez, el gozo de la grandeza
-
Los cuervos duermen bien
-
Una batalla desigual
-
Fidel, de nuevo en un país del Sur
-
El ALCA: ni tan libre, ni tan fácil

-
Los engendros del imperio del mal
-
Nuevas negociaciones y viejos obstáculos en el Medio Oriente
-Un encuentro Cumbre de la amistad cubano-rusa
-Otro rasero de Washington para los sionistas
-El gran circo de las elecciones en Estados Unidos
-
Derechos humanos en los Estados Unidos: ¿Ley marcial en pequeña escala?

-Elecciones en Estados Unidos: la imagen se desmorona pulgada a pulgada
-Armas ligeras:
la gran plaga
-Siglo nuevo, saldo viejo
-Los desplazados del Norte
-Un año de desastres
-Guerra contra Yugoslavia: los extraños vencedores
-El siglo de los desplazados
-El otro gran negocio
-
¿Por qué Yugoslavia y no Turquía?
-Mirando a fondo tras las bombas
-La Batalla por el Este de Europa
-Cuba en la avanzada educacional
-Mirando a fondo: ficciones a término de siglo
-Nuevas medidas de Estados Unidos: una acción con fines subversivos
-Cuba por dentro: en beneficio de todos

-
Ante una nueva maniobra yanki...Cuba no acepta limosnas
-Cubanos en el MIDEM Latino: Los oídos sordos de Miami
-Estados Unidos, ¿un pedazo del Paraíso?
-La Florida hoy


Up
Copyright 1998

Derechos Reservados
Radio Reloj, La Habana